miércoles, 12 de septiembre de 2012

EducAcción

La educación es un derecho, no un privilegio. La enseñanza pública de calidad, es el garante de la cohesión social y de la igualdad de oportunidades. Es sin duda, la mejor inversión de futuro que podemos hacer como sociedad. Recortar en educación, es, como pegarse un tiro en un pie durante el primer kilómetro de una maratón.

Presupuestos Generales del Estado para el 2012: Recorte del 21,9% en Educación. Las enseñanzas universitarias sufren una reducción del 62,5% y las becas caen un 11,6%. En cambio, la Iglesia católica sale indemne de los tijeretazos, mientras que el presupuesto para la Casa Real tan solo se rebaja en un 2%.
El presupuesto educativo de la Generalitat de Catalunya para el 2012, es inferior al del 2007 pese al aumento significativo del alumnado (30.000 alumnos más, 3.000 profesores menos).
Según la confederación española de asociaciones de padres de alumnos (CEAPA); tras la subida del IVA y la retirada de las ayudas autonómicas para libros de texto "Uno de cada tres niños no podrá tener los libros de texto este año".


Es falso que no existan alternativas. Si los bancos, corporaciones y grandes fortunas, cumplieran con sus obligaciones fiscales, habría superávit.

A la derecha, nunca le gustó lo público, (el que pueda que se lo pague y el que no, que se joda). Las estrategias privatizadoras del PP y CiU, siempre siguen el mismo guión; se merman las partidas presupuestarias de los servicios públicos, convirtiendo los mismos en precarios y empujando a la población, (los que se lo puedan permitir), a buscar alternativas en el sector privado. El negocio está servido.
Para obtener sus fines, no dudan en utilizar todo tipo de falacias: La gestión privada es más eficiente que la pública; los funcionarios son unos privilegiados; la sanidad pública es deficitaria debido al abuso de los inmigrantes y jubilados, etc…

Los recortes en educación son ideológicos. Pretenden sumirnos en el oscurantismo, que durante tantos años azotó esta desdichada tierra. De esta manera, las clases populares se verían arrojadas a los pies de los caballos, de las élites bien formadas. Nos quieren amaestrados y obedientes trabajadores-consumidores, sin capacidad crítica alguna.
Todo se mercantiliza en beneficio de unos pocos bolsillos. Estas políticas neoliberales del pensamiento único, buscan el control absoluto mediante el aborregamiento de las masas, anestesiadas estas, con su equipo de gladiadores favorito.

De la crisis se sale exigiendo responsabilidades políticas y financieras. Ya va siendo hora de que la ciudadanía tome conciencia.

¡Más Educación y más cultura, para que otro mundo mejor sea posible!


"La civilización es una carrera entre la educación y la catástrofe" H.G. Wells

P.S.) Cabe destacar que a los pocos días de presentar los PGE 2012, Rajoy ofrendó a los insaciables mercados un tajo brutal de 10.000 millones extra, (7.000 en sanidad y 3.000 en educación).

Escribí esta introducción para el reportaje de las compañeras de Fotomovimiento : 
Los recortes en educación

17 comentarios:

  1. En el caso de Madrid, que es el que conozco bien, el problema es que el dinero, que lo hay, se está trasvasando a expuertas a la escuela privada y concertada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡No falta dinero, sobran chorizos!

      Eliminar
  2. Excelente artículo Miguel

    "Cultura es todo lo queda después de olvidado lo aprendido" Luego, de forma obvia, cuanto menos educación, menos cultura y mas facilidad por generar una sociedad mediatizada y sumisa.

    Por otra parte en el pensamiento neoliberal, la culpa del desempleado por carecer de trabajo es suya, si el salario es bajo para el que trabaja es su responsabilidad por cuanto no produce lo suficiente ni ejerce su actividad de forma adecuada y, en el caso del empresario que se va a pique, también lo es por cuanto no gestiona debidamente su negocio. Es la sociedad indiviudal, responsable exclusiva de sus actos.

    Conforme a este modelo ideológico el gobierno Rajoy y sus coetáneos europeos actuan de manual. Y en su manual lo público queda reducido a la mínima expresión. Es ese punto de vista irrenunciable que, partiendo de unas tesis que la empírica y la historia se han encargado de desmontar una y otra vez les hace mantener sus posiciones hasta el último extremo. ¿Ceguera? Es posible pero la fe "mueve montañas" y sus convicciones son tales que están dispuestos a llevar a sus respectivos pueblos a la mayor de sus ruínas en pos de su objetivo final.

    El fin de todo puede que sea la sociedad orweliana, el mundo feliz de Huxley o el Farhenteit de Bradbury y, lo que es peor, quizá hasta es posible que estos politiquillos de tres al cuarto ni siquiera sean conscientes de ello.


    El futuro, en cualquier caso esta en las manos del pueblo, de su conciencia y de su responsabilidad. Y, en lo que a mi respecta, siempre pienso en lo mismo -aunque pueda pecar de ingenuo por ello-, los que dirigen los hilos de tanta barbarie seran ricos y poderosos pero, realmente solo son unos pocos. Nosotros somo muchos, muchísimos y solo hemos de tener la voluntad, la conciencia y la dignidad suficiente para luchar por un mundo mejor.

    Un saludo y enhorabuena por tu exposición.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias compañero por compartir tu opinión. Como siempre, tus comentarios aportan un plus a este modesto blog.

      Un abrazo!!!

      Eliminar
  3. Me parece un razonamiento impecable. Estoy totalmente de acuerdo y voy a incorporar algunos datos e ideas al texto que preparo para el 20 en Madrid. gracias, lo difundo y un brazo fuerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Angels. Es todo un placer recibir tus comentarios.

      Un gran abrazo solidario!!!

      Eliminar
    2. Amiga Angels, tus lúcidos escritos y tu vehemente discurso, son fuente de inspiración para mi.

      Eliminar
  4. Muy bueno Mikel! 100% de acuerdo.
    Saludos indignados ;)

    ResponderEliminar
  5. Muy bueno Miguel. Se lo voy a pasar a los compis del sindicato.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sergio! Yo no quiero resignarme ni puedo permitirme el lujo de dejar de luchar.

      La gente espera que alguien le resuelva los problemas, y no se dan cuenta de que el cambio, la revolución, comienza en uno mismo. Es así de simple.
      Consiste en dar la cara, salir a la calle, decir abiertamente lo que opinamos y actuar en consecuencia, alzar la voz ante las injusticias ajenas en lugar de mirar para otro lado... No hay más secretos, ni soluciones mágicas, ni líderes salvadores, ni leches en vinagre.
      En nuestras manos está, nosotros somos los dueños de nuestro destino.

      Para conseguir un cambio brusco o revolución se precisa masa crítica, para conseguirla es necesario despertar conciencias, para despertarlas, debemos derribar la muralla mediática que emponzoña y adormece.

      Esa es, mi humilde receta.

      Un abrazote libertario!!!

      Eliminar
    2. Gracias a ti Miguel, está claro que si todos tuvieramos un poco solamente de esa forma de pensar y actuar que tu tienes, las cosas serían muy diferentes.

      Espero que poco a poco la gente se una y comience de verdad un cambio.

      Salu2

      Eliminar
    3. Ojalá Sergio, yo también lo espero.
      Gracias, solo soy un follonero más...
      Un abrazote!!!

      Eliminar
  6. Excelente artículo. Y excelente tu último comentario, en tu receta: el futuro está en nuestras manos.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias compañera por compartir tu opinión.

      Eliminar
  7. Cada paso que se da en nuestras vidas condicionan el futuro que vamos a tener, y los pasos de todos deciden el futuro del mundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo Alfredo, cada uno hacemos nuestro futuro y todos lo demas

      Eliminar