lunes, 14 de marzo de 2016

Breve elegía a un casi...

Casi, casi…
¡Casi mira!
Casi todo.
Casi nada.
Se funden los cuerpos
en un abrazo sin fin
mientras el mundo entero
se desmorona a sus pies.
Casi gimes,
casi gritas,
casi vives,
casi mueres,
como si apenas
hubiese mañana,
como quizás
pudo ser ayer.
Casi en silencio,
casi sin aire,
donde no hay luz,
donde no hay nadie,
casi te deshaces,
casi te derrites,
como llanto en la lluvia,
como helado en la acera.
Y casi incosciente,
como demente,
casi te derramas
como espuma de mar,
casi te abandonas
como ejercito derrotado,
casi clavas tus uñas
en el cielo estrellado.
Se hunden los cuerpos
como un diluvio en el océano,
entrelazados como eslabones
de una pesada cadena.
Casi que sí.
Casi que no.
Como si casi,
casi que adiós.


foto: @15Mmikel

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada