martes, 10 de diciembre de 2013

Ruptura o agonía (II)

Bajo la epidermis de este neofascismo plutócrata, hay, o debería haber, un pueblo que lucha por emerger al azul haciéndose respetar.

Las fronteras que separan las diferentes luchas concretas.
Así es como nos derrota el 1%.
Sin organización, fragmentados y alimentados por el «narcisismo de las pequeñas diferencias».
Así es como nos derrota el 1%.
Contenidos y entretenidos dentro de los límites de internet.
Así es como nos derrota el 1%.
Mediante la hegemonía cultural y la consecuente alienación de gran parte del 99%.
Así es como nos derrota el 1%.

No es sostenible una lucha masiva si no soñamos con un futuro que haga que los sacrificios merezcan la pena.

En tiempos de excepción,
la audacia es condición.
Ruptura o agonía,
ésa es la cuestión.

No fue una transición, sino un traspaso por defunción
BOE Ley 62/1969 concerniente a la sucesión de la jefatura del estado

Esta "democracia" se cimenta sobre las cunetas del olvido, sobre el clamor ahogado de más de cien mil desaparecidos.
Son los mismos de siempre los que hoy en día mueven los hilos, las mismas familias, las mismas élites económico-político-religiosas que antaño patrocinaron el genocidio franquista, hoy saquean lo público con total impunidad.
Si para continuar salvaguardando sus privilegios fuese necesario (y contaran con el beneplácito de la Troika), no dudarían en restaurar la Ley de fugas. Eso sí, esta vez cuidadosamente envuelta con el celofán de la "máxima legitimidad democrática".

El término Democracia proviene de los vocablos griegos: demos, «pueblo» y krátos, «poder». Cualquier parecido con nuestra realidad es una mera coincidencia.

Traicionada por tirios y secuestrada por troyanos, se arrastra moribunda la "bella democracia"...

                                                               (Vídeo)

Ruptura o agonía (parte I)

3 comentarios:

  1. Enhorabuena, duro y directo, claro y conciso!!
    Gran prosa-verso.

    ResponderEliminar